sábado, 30 de enero de 2016

Blefaritis

Es la hinchazón o inflamación de los párpados. En las personas que padecen blefaritis, se produce demasiado aceite por parte de unas glándulas cercanas al párpado. Se desconoce la razón exacta de este problema. Los residuos similares a la caspa también se acumulan en la base de las pestañas (MedlinePlus: blefaritis).
Es más probable que presenten blefaritis personas que  presenten, una afección cutánea llamada dermatitis seborreica o seborrea. Este problema compromete el cuero cabelludo, las cejas, los párpados, la piel detrás de las orejas y los pliegues de la nariz. 
Aunque con menor frecuencia también puede existir un componente alérgico. En otras ocasiones es debido  al crecimiento excesivo de bacterias que normalmente se encuentran en la piel. También puede aparecer asociado a la rosácea, una afección cutánea que provoca una erupción roja en la cara; así como con el ojo seco.
La blefaritis puede ser una causa subyacente de orzuelos y chalazión de repetición.
Podemos clasificarlas por su localización: Anterior, Posterior o Mixta. En el caso de blefaritis anterior  es producida por estafilococos o seborreica y es menos común que la posterior. La blefaritis posterior suele producirse por un mal funcionamiento de unas gándulas que tenemos en el borde del párpado (glándulas de Meibomio), justo detrás de las pestañas, en una fila paralela a los bordes palpebrales. Estas glándulas sebáceas producen la capa grasa de las lágrimas (capa lipídica). Esta capa de lípidos es fundamental para prevenir la evaporación de la lágrima en la superficie ocular, asegurando una superficie óptica lisa e impidiendo que sustancias extrañas puedan entrar y contaminar los ojos. La blefaritis mixta tiene componentes de las dos anteriores.
Los síntomas son: 
  • Párpados rojos e irritados, puede sentir como si tuviera arena o polvo en el ojo cuando parpadea.
  • Escamas que se pegan a la base de las pestañas.
  • Sensación de ardor en los párpados y picor en los ojos e hinchazón de los párpados..
  • Formación de costras en los párpados y pestañas.
  • Sensación de tener de un cuerpo extraño en el ojo. 
El tratamiento
La limpieza diaria de los bordes del párpado ayuda a eliminar las bacterias y aceites en exceso. El médico podría recomendar el uso de champúes para bebés o productos limpiadores especiales. El uso de un ungüento antibiótico en el párpado o en casos más graves el tomar pastillas de antibióticos puede ayudar a tratar el problema.
  • Aplique una compresa tibia (un paño o algodón calentado con agua tibia) en los párpados cerrados durante cinco a diez minutos, al menos dos veces al día.
  • Después de las compresas calientes, masajear los párpados.
  • Lave el ojo con un paño o una torunda humedecida en agua templada o con champú infantil diluido y frotar suavemente a lo largo del borde de las pestañas.
  • Las lagrimas artificiales, mejoran el cuadro en ocasiones. 
  • Aplique en caso de que su médico se lo indique  el tratamiento tópico durante las sobreinfecciones, basado en pomadas o geles de antibióticos cada 6 horas. En los casos rebeldes o en caso de rosácea puede intentarse el tratamiento con antibióticos orales (durante tres/cuatro semanas), que son útiles sobre todo en pacientes con blefaritis seborreica asociada a dermatitis seborreica.
La evolución casi siempre es buena con estos cuidados, pero es posible que se necesite mantener el párpado limpio para prevenir que el problema reaparezca. Mantener la higiene de los ojos de forma continuada, aunque no tenga síntomas, ayudará a prevenir el enrojecimiento y permitirá que los ojos estén más cómodos. 
Higiene de los ojos
Es importante limpiar los párpados todos los días, independientemente de si usted tiene o no tiene algún síntoma. Una buena higiene del ojo ayuda a aliviar los síntomas y evitar que se vuelvan a producir. Siga los siguientes pasos para mantener sus ojos limpios:
  • Aplique una compresa tibia (un paño o algodón calentado con agua tibia) en los párpados cerrados durante cinco a diez minutos, al menos dos veces al día.
  • Frote suavemente la compresa sobre los párpados cerrados durante dos o tres minutos y repita. Esto ayudará a aflojar cualquier costra.
  • Utilice un paño o un bastoncillo de algodón con agua tibia y una pequeña cantidad de solución de limpieza, y frote suavemente el borde de los párpados para limpiarlos.
  • Lleve a cabo estos pasos dos veces al día al principio, luego una vez al día cuando sus síntomas han mejorado.
  • No use maquillaje de ojos, delineador de ojos y rímel en particular, ya que esto puede empeorar sus síntomas. Si usted tiene que usar delineador de ojos, asegúrese de que se lave fácilmente.
Más información en: 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu aportación.