domingo, 8 de septiembre de 2013

Omeprazol; dolor de estomago

 
Prescripción prudente de los Inhibidores de la bomba de protones como el Omeprazol
Todo fármaco se indica (o debería indicarse) con una finalidad concreta, es decir para conseguir un objetivo/resultado/beneficio en un determinado período de tiempo. Este objetivo:
  1. Debe ser razonable, basado en pruebas de su efectividad.
  2. Debe ser evaluable, es decir cuantificable directa o indirectamente.
  3. Debe ser superior al daño/riesgo que se produce al tomar el fármaco.
El Omeprazol es uno de los inhibidores de la bomba de protones (IBP) como lo son el lansoprazol, pantoprazol, rabeprazol y esomeprazol. Siendo un medicamento muy solicitado por los pacientes e incluso se le atribuyen efectos de superhéroe. Habitualmente se le llama “el protector”. De hecho es uno de los medicamentos más consumidos por los españoles, tomado del blog de la Dra Mas.
¿Qué son los Inhibidores de la Bomba de protones; fármacos como el omeprazol?
El los IBP como el omeprazol son fármacos que evitan la formación de ácido en el estómago inhibiendo una estructura localizada en la mucosa gástrica llamada “bomba de protones”. Al ser bloqueada esta “bomba” no se forma el ácido clorhídrico.
El omeprazol está indicado en el tratamiento de la úlcera duodenal y de la úlcera gástrica benigna por un periodo determinado establecido en las guías de práctica clínica. También en los pacientes con esofagitis por reflujo, infección por Helicobacter Pylori a una dosis y pauta específica; y para prevenir las erosiones gástricas en las personas con determinados factores de riesgos que toman Antiinflamatorios no esteroideos mientras se mantengan estos factores de riesgo y/o el uso de estos antiinflamatorios.
DE FORMA NATURAL, EN EL ESTÓMAGO SIEMPRE HAY ÁCIDO.
Efectivamente, el ácido del estómago es la primera barrera natural para evitar que entren en nuestro organismo bacterias, virus y hongos. Por lo tanto, una de las funciones del ácido es la de esterilizar los alimentos que consumimos. Se calcula que en cada comida pueden entrar entre 300 y 400 billones de bacterias según la mayor o menor higiene utilizada al preparar la comida. El ácido del estómago es útil para nuestro correcto sistema de defensa ante las bacterias, pues mata a la mayoría de estas.

¿Para qué más sirve el ácido del estómago?
El pH ácido del estómago de 1,5 es imprescindible para iniciar la digestión de los alimentos, para descomponerlos y permitir que el bolo alimentario pase al intestino de forma adecuada y que se puedan absorber los nutrientes. Se sabe que una cantidad insuficiente de ácido en el estómago hace más difícil la absorción de hierro, de calcio y de magnesio. Si la secreción de ácidos gástricos es insuficiente, las enzimas digestivas no se activan correctamente.
¿ Que problemas pueden producir los IBP -Omeprazol-?
Aunque los IBP suelen ser fármacos seguros y bien tolerados, los efectos adversos más frecuentes son leves y reversibles: cefalea, náuseas, dolor abdominal, estreñimiento, flatulencia y diarrea. Sin embargo, recientemente se han publicado algunos estudios que los relacionan con posibles efectos adversos menos frecuentes pero derivados de su uso crónico y su No adecuada indicación y uso, y que deberían tenerse en cuenta a la hora de establecer su mantenimiento e indicación:
  1. A largo plazo los IBP (Omeprazol y similares) aumentan el riesgo de fractura, es recomendable revisar y planificar una adecuada ingesta de calcio.
  2. Su uso prolongado se ha relacionado como un factor causante de la Nefritis Intesticial Aguda (NIA).
  3. Los IBP pueden aumentar el riesgo de infecciones intestinales debido a la alteración en la flora bacteriana intestinal provocada por la supresión de la secreción ácida.
  4. Existe riesgo teórico de que la disminución de la acidez gástrica de forma mantenida disminuya la absorción de algunos nutrientes como el hierro, la vitamina B12 o el calcio. No está indicada sin embargo la monitorización de estos nutrientes pero si la revisión de la indicación de este IBP.
  5. Se ha relacionado el uso prolongado en periodos superiores a un año en el uso de IBP con la presencia de Hipomagnesemia,  estando indicado la monitorización de este ante situaciones preoperatorias.
  6. La relación entre la hipergastrinemia provocada por el uso crónico de IBP con la aparición de lesiones malignas o premalignas en el trácto intestinal en la actualidad no ha sido confirmada.
Es importante recordar que estos fármacos (IBP -Omeprazol-), tienen un efecto de  hipersecreción ácida de rebote, se incrementa la acidez al retirarlos, y que esta puede ser más intensa en relación a la dosis y tiempo de duración de este tratamiento inhibidor de la secreción ácida con los IBP.
Ver informe semFyC: Los riesgos del Omeprazol
  Publicado por medicina-de-familia el jun 26, 2014
¿ Qué se puede hacer para aliviar la acidez?
  • Si la acidez es habitual se debe consultar siempre al médico.
  • Si es algo eventual, hay que recordar que el mejor antiácido es la saliva ( pH 7), por lo tanto es muy importante masticar y salivar bien los alimentos antes de tragarlos. Comer despacio y de forma moderada evita la acidez.
  • Para casos puntuales, también se pueden tomar antiácidos o bicarbonato sódico.
El omeprazol y los otros IBP son un medicamentos con unas indicaciones muy precisas y NO deben ser tomado para “que la comida nos siente bien”.

En las siguientes links se hace referencia a documentos de carácter científico médico en los que se actualiza la información acerca de las indicaciones, guías de uso y efectos secundarios para estos fármacos. Siendo información orientada a profesionales sanitarios ruego tengas en consideración que su lectura e inclusión en este post orientado a pacientes es simplemente para justificar lo previamente referido y descrito en esta entrada.
Actualizado a 29 de julio de 2014
Esta información está orientada a profesionales sanitarios, ruego lo tengas en consideración, puesto que su lectura e inclusión en este post orientado a pacientes es simplemente para justificar lo previamente referido y descrito anteriormente.
  1. Inhibidores de la Bomba de Protones: ¿Se puede vivir sin ellos?: Resumen de la evidencia indicaciónes, interacciones y efectos secundarios de estos fármacos. Información Farmacoterapéutica de Osakidetza 2010. Documento de fácil lectura y comprensión (disponible en pdf y en ppt).
  2. En hemos leído blog de interés para profesionales, elaborado por farmacéuticos de la Comunidad Valenciana cuyo objetivo es: Promover un Uso Racional del Medicamento (URM) entre todos los profesionales implicados en el ciclo de prescripción-dispensación (médicos, farmacéuticos, enfermería entre otros):
  3.  Guías de práctica clínica en el manejo de la dispepsia:  Material específicamente orientado para profesionales sanitarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu aportación.