sábado, 15 de marzo de 2014

Vertigo y Mareo



La palabra mareo la podemos utilizar para contar sensaciones muy diferentes, siendo un síntoma complicado de definir por parte del que lo sufre, así como de interpretar desde el punto de vista médico siendo un motivo frecuente de consulta en Atención Primaria (ver problemas del equilibrio en MedlinePlus). Esta sensación puede obedecer a más de 60 causas, y puede suponer un trastorno funcional importante por la limitación que esta conlleva. Para poder orientarnos en su manejo hemos aceptado su clasificación en cuatro subtipos:
  • Vértigo: es una falsa sensación de movimiento del propio sujeto o de su entorno, generalmente rotatoria. Cuando es muy importante se acompaña de náuseas y vómitos, palidez y sudoración. El vértigo se produce por una alteración del sistema vestibular (oído interno) que incluye el oído interno y una pare del cerebro (el cerebelo) que se encargan de mantenernos en equilibrio
  • Presincope: es cuando sentimos que perdemos el conocimiento, y es debido a una disminución de la llegada de sangre al cerebro “del riego” que aparece de forma brusca, pero pasajera y de segundos a minutos de duración. Sería una forma frustrada de síncope, en el que sí se pierde el conocimiento.
  • Desequilibrio: es una sensación de caída inminente y de inestabilidad cuando estamos de pie o andamos y que desaparece al sentarse o tumbarse, aumentado con la oscuridad.
  • Mareo inespecífico: se trata de una sensación vaga, difícil de explicar, que no se puede incluir en las anteriores. En muchas ocasiones se asocia estados de ansiedad, miedo y/o depresión.

Cuando alguien consulta consulta por mareo, lo primero es saber en cual de estos subtipos se puede asemejar más a lo que sientes. En segundo lugar hay que descartar una causa grave de mareo. Las preguntas que tu médic@/enfermer@ te hacen, en especial la duración del mareo, y luego una exploración física adecuada suele ser suficiente para llegar al diagnóstico en la mayoría de los casos, indicándote así el tratamiento farmacológico y/o la actitud más adecuada.
En esta entrada hemos querido abordar tres de causas de mareo que no siendo las más graves si suponen las más frecuentes en las consultas de un Centro de Salud, y que por sus características se benefician de un tratamiento de entrenamiento y ejercicios vestibulares.
  • Vértigo posicional paroxístico benigno (VPPB). Son crisis breves de vértigo, sensación de movimiento rotatorio, que se producen y desencadenan por movimientos concretos de la cabeza. Aunque en la mitad de los casos no se sabe que lo ha originado, es un problema en los nervios y la estructura del oído interno que hace que la persona se sienta mareada en forma repentina. Este vértigo se soluciona en la mayoría de los casos de forma espontánea, recuperándose por completo en unas semanas. En este vértigo al contrario de lo que podríamos pensar la inmovilidad hace que el problema se mantenga, siendo los ejercicios y unas maniobras vestibulares específica (maniobras de Epley) los que van a ser capaces de colocar las cosas en su sitio dentro del canal semicircular del oído interno solucionando definitivamente el problema. 
  • Presbivértigo es consecuencia del deterioro del sistema vestibular. Para llegar a su diagnóstico hemos de descartar problemas cardiológicos, circulatorios, de los huesos o del metabolismo que puedan producir mareo… y una vez descartados considerar la existencia de la combinación de factores como el deterioro del sistema vestibular por el envejecimiento, el propio envejecimiento en sí y el deterioro de la visión, sistema de apoyo etc… Este es un cuadro de mareo que como el siguiente se beneficia de los ejercicios de rehabilitación vestibular.
  • El vértigo cervical es una sensación de desequilibrio, con molestias, chasquidos cervicales, en ocasiones dolor… y lo debemos considerar cuando estos síntomas son producidos por una posición del cuello, en personas que mantienen una postura fija y tensión laboral. En personas mayores los síntomas pueden ser debidos a un compromiso en la circulación de las arterias vertebrales por problemas en las vertebras. Este junto a los anteriores es un cuadro de mareo que se beneficia de mantener nuestro cuello en forma.

Para más información: los mareos y el equilibrio, documento en PDF, de la Asociación Estadounidense del Habla, Lenguaje y Audición), más información sobre rehabilitación del sistema vestibular

Los pilares fundamentales en los que se basa la rehabilitación del sistema vestibular son los siguientes:
  • Ejercicios para mantener el equilibrio entre el oído y la vista (VestibuloOcular).
  • Educación del equilibrio en reposo y con la actividad.
  • Adaptación al equilibrio o como dicen los marineros “la mejor manera de no marearte en el barco es navegar”.
  • Mantenerse en forma con la vida diaria.
Estos ejercicios han de ser indicados por tu médico, enfermera y/o fisioterapeuta de forma individualizada según tu situación y estado para ser realizados e tu domicilio.  

Equilibrio VestibuloOcular
Podemos mejorar el equilibrio/reflejo entre el oído y la vista mediante:
Ejercicios de movimientos oculares:
  1. Siguiendo objetos que se desplazan por delante de nuestro campo visual con movimiento de los ojos.
  2.  Ejercicios de movimientos de la cabeza hacia un sentido mientras con la mirada seguimos objetos en dirección opuesta.
Ejercicios de estabilidad, ejercicios oculares y de los ojos con la cabeza, realizados de forma progresiva en un sitio tranquilo y bien sentada:
  1. Nivel 1. Mantener la mirada fija en un punto, mientras realizamos movimientos suaves de la cabeza hacia uno y otro lado (como diciendo “no” suavemente).
  2. Nivel 2. Jugar a pasar una pelota de una mano a otra manteniendo la mirada.
  3. Nivel 3. Caminar por un pasillo con adornos y/o cuadros en la pared a la altura de los ojos, realizando mientras camina suaves movimientos de la cabeza hacia uno y otro lado (de momento no hacia arriba ni hacia abajo).
Educación del equilibrio en reposo y con la actividad
Consisten en ejercicios de control postural y de equilibrio y que han de ser supervisados e indicados por un profesional, por lo que omito su descripción.
Adaptación al equilibrio
La mejoría de la sensación vertiginosa se puede conseguir mediante la habituación del paciente a aquellas posiciones en las cuales se desarrolla el vértigo.
Ejercicios de actividad de la vida diaria
Los ejercicios pueden realizarse en cualquier sitio en el que se lleve a cabo la vida cotidiana, como puede ser al pasear, en un centro comercial, en casa, etc., haciendo
ejercicios de movimientos de la cabeza y de la mirada a la vez que de estabilidad a la mandar, primero con apoyo y luego sin él. incorporándonos a las actividades de la vida diaria con ejercicios como caminar, montar en bicicleta, etc.

6 comentarios:

  1. Muy buena entrada, Javier. La anamnesis de un paciente con vértigo es bastante complicada, porque en ocasiones no saben definir el síntoma predominante, mareo, inestabilidad, vértigo. En ocasiones es útil remontarse a la primera crisis. Buen trabajo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus aportaciones he incluido lo importante de evaluar el tiempo y la evolución del mareo.

      Eliminar
  2. A mi me dio una crisis a principios de septiembre. Cuando fui al hospital se me movían los ojos hacia la derecha izquierda con ciertos ejercicios.
    El caso es que posteriormente me mandaron a un otorrino que me hizo pruebas (posicionales) y poniéndome en los oídos aire caliente y frio (fue horrible) y vió que tenia posicional pero leve.
    La otorrina decidió no hacerme ninguna maniobra para el vértigo posicional (según ella porque no servia para nada) y mandarme a RHB vestibular.
    Desde allí (mi oído derecho es el afectado según las pruebas) me mandaron un ejercicios que teneis en una de las tablas : Mirar fijamente un punto moviendo la cabeza a derecha e izquierda.
    Bueno, pues a raíz de ese ejercicio, mi vértigo empezó a empeorar, con náuseas, de forma que a la semana lo tuve que dejar (ya no he vuelto a ir a RHB vestibular) y debo decir que estaba mejor antes de ir a RHB que después de ir (debido a ese ejercicio)
    Tal vez debieron empezar por otro tipo de ejercicio, no sé.
    Esto ha ocurrido en USA, vamos, la cuna de la ciencia y avances.
    Alguna recomendación?
    No tengo problemas con mirar arriba o abajo, siempre es hacia los lados los que me provoca el vértigo (incluso cuando estoy en la cama y giro la cabeza a la derecha, por ejemplo), una sesación de vértigo rápido y sensación de inestabilidad, flotar, baja concentración... como que todas las imágenes van más lentas que tu cabeza (muy desagradable) y así durante todo el dia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sonia, no puedo recomendarte nada y si considerar que la orientación inicial era adecuada, pero si en tu caso la rehabilitación no ha sido efectiva se debería valorar de nuevo por Otorrinolaringología.

      Eliminar
  3. Hola. Hace unos meses me realizaron la maniobra de Epley porque al tumbarme sobre el lado derecho me mareaba.. Pudiendo realizar actividades normales durante el dia. Ahora he tenido otro episodio al cambiar de lado bruscamente en la cama. No me siento mareada pero no puedo tumbarme sobre el lado derecho pues el vertigo se desencadena. Me aconseja realizar la maniobra de epley en casa?

    ResponderEliminar
  4. Desde mi punto de vista y siguiendo con las recomendaciones de tu médico SI podrias iniciar las actividades de ejercicios vestibulares VER Hoja informativa de ejercicios vestibulares en PDF. Descargate Que hacer para mejorar el vértigo, Guía práctica de la Salud semFyC.

    ResponderEliminar

Gracias por tu aportación.