jueves, 2 de febrero de 2012

Infección Urinaria en la mujer



La cistitis o infección de orina simple es una infección bacteriana de la vejiga o las vías urinarias inferiore, que aparece como consecuencia del paso de microbios de la zona anal, donde están habitualmente, a la vía urinaria, donde normalmente no hay (hoja de información para pacientes camfic).
En las mujeres, la distancia a recorrer por los microbios es más corta que en los hombres y, por tanto, es más frecuente que esto suceda. El 50% de las mujeres sufre una cistitis a lo largo de su vida. Algunas presentan más de un episodio. 
La cistitis habitualmente da síntomas molestos y de inicio súbito: "quemazón" o "escozor" al orinar, peso en el bajo vientre, necesidad de orinar a me- nudo pero con poca cantidad de orina. La cistitis puede provocar sangre en la orina pero eso no implica que sea grave.
Junto al tratamiento antibiótico, los cambios en el estilo de vida pueden ayudar a prevenir algunas infecciones urinarias (ver información sobre infección de las vías urinarias en el adulto).

BAÑO E HIGIENE
  • Escoja toallas sanitarias en lugar de tampones, los cuales algunos médicos creen que aumentan la probabilidad de infecciones. Cambie la toalla cada vez que use el baño.
  • No se practique duchas vaginales ni utilice aerosoles o talcos de higiene femenina. Como regla general, no utilice ningún producto que contenga perfumes en el área genital.
  • Tome duchas en lugar de baños en la tina. Evite los aceites de baño.
  • Mantenga su área genital limpia. Limpie sus áreas genitales y anales antes y después de la actividad sexual.
  • Orine antes y después de la actividad sexual.
  • Limpie de adelante hacia atrás después de usar el baño.
ROPA
  • Evite los pantalones apretados.
  • Use pantimedias y ropa interior de algodón y cámbielas al menos una vez al día.
DIETA
  • Tome bastante líquido (2 a 4 cuartos de galón cada día).
  • Tome jugo de arándano o utilice tabletas de arándano, pero NO si tiene antecedentes personales o familiares de cálculos renales.
  • NO tome líquidos que irriten la vejiga, como el alcohol y la cafeína.
  • Orinar inmediatamente después de tener relaciones sexuales puede ayudar a eliminar cualquier bacteria que puede haber ingresado durante la cópula. Si usted no orina durante un período largo de tiempo, las bacterias tienen tiempo para multiplicarse. La micción frecuente puede reducir el riesgo de cistitis en aquellas personas que son propensas a las infecciones urinarias.

Las recomendaciones de tratamiento así como la necesitad de realizar un cultivo de orina en la mujer con cistitis, depende de varios factores que deberíamos tener en cuenta.   

2 comentarios:

  1. Los pacientes con diabetes tienen un mayor riesgo de sufrir infecciones. De hecho, el padecer diabetes, duplica el riesgo de ingresar en un hospital por una infección y, cuando esto sucede, complica la evolución. Un factor protector importante frente a las infecciones es la actividad fagocitaria de las células mononucleadas de la sangre, habiéndose sugerido que en personas diabéticas está disminuida.

    ResponderEliminar

Gracias por tu aportación.