miércoles, 27 de febrero de 2013

Hipoglucemia; azúcar baja


Una hipoglucemia (hipoglicemia) es cuando el azúcar (glucosa) en la sangre capilar es inferior a 50 mg/dl, pero valores de 70-80 mg/dl o superiores pueden dar síntomas. Las hipoglucemias se pueden presentar en personas diabéticas que están en tratamiento con insulina o con pastillas del tipo sulfonilureas o glinidas.
Las causas más frecuentes que suelen desencadenar hipoglucemia son: disminuir, retrasar o saltarse una comida, aumentar súbitamente el ejercicio físico, errores en la toma de los antidiabéticos orales (tomárselos 2 veces) o en la dosis de insulina, errores en la técnica de administración de la insulina, tomar alcohol en exceso, etc.
Los síntomas más frecuentes son: temblor, sudoración, debilidad, nerviosismo, hambre, sueño. Si no se trata correctamente puede aparecer: torpeza, falta de coordinación y marcha inestable (como «borracho»), en los ancianos suelen predominar los síntomas de confusión y desorientación. En casos graves: desorientación, agitación, agresividad y pérdida del conocimiento. Cada persona suele presentar siempre los mismos síntomas y debe  aprender a reconocerlos tempranamente de la forma correcta.
¡Lleve siempre un sobre de azúcar, caramelos, fruta,... para tratar una hipoglucemia en cualquier lugar o situación!
¿Qué hacer en caso de hipoglucemia? Deje lo que esté haciendo y tome rápidamente 1 a 2 raciones de Hidratos de Carbono, mejor diluidos:
  • Un vaso de agua + 2 azucarillos (10 a 20 gr), ó
  • Un vaso de zumo de naranja (u otra fruta)100 a 200 ml
  • 10 a 20 g de miel
Luego tome Hidratos de Carbono de absorción lenta 1 a 2 raciones. Si entre 10-15 minutos no mejoran los síntomas repita la toma indicada (regla de los 15 x 15), ver tabla. 
Si está en tratamiento con Acarbosa o Miglitol combinada con insulinas o sulfonilurea, y presenta hipoglucemia debe de tomar Glucosa pura (2 comprimidos de Glucosport®) pues el azúcar de mesa, la lactosa de la leche y otros disacáridos no son eficaces en este caso.
¿Cómo prevenir la hipoglucemia?
  • Coma después de poner la dosis de insulina o de tomar sus pastillas.
  • No omita ninguna ingesta de alimento ni suplemento (en especial antes de acostarse).
  • Siga los horarios indicados y no deje de comer nunca la cantidad de harinas (patata, pasta, guisantes, legumbre, arroz o pan), fruta y leche que le hayan recomendado en su plan de alimentación.
  • Tome un suplemento extra en caso de ejercicio intenso: añada una pieza de fruta o 2-3 tostadas,...
  • Aprenda a realizar autocontroles en sangre de glucemia capilar.
  • Enseñe el tratamiento a sus familiares y personas cercanas.
Tratamiento de la Hipoglucemia severa: consejos para familiares y amigos:
  • Pida ayuda.
  • No hay que intentar dar ningún alimento por boca a personas con pérdida de conciencia. Sus familiares y/o amigos podrán utilizar GLUCAGÓN-GEN HYPOKIT 1 MG intramuscular o subcutáneo, que una vez preparado y pinchado en muslos, nalgas, abdomen o antebrazos, hará que su azúcar en sangre suba y pueda reponerse.
  • Una vez recuperada la conciencia, tome un zumo de fruta o similar y póngase en contacto con su equipo médico.
Recomendaciones generales
  • Siga las indicaciones de su equipo sanitario.
  • Lleve siempre encima alimentos o bebidas para prevenir o tratar la hipoglucemia.
  • Lleve un carnet que le identifique como diabético y el tipo de tratamiento que realiza.
  • NO CONDUZCA si nota síntomas de hipoglucemia. Pare e ingiera los alimentos indicados y no conduzca hasta sentirse recuperado.
  • Tenga cuidado con el alcohol. El alcohol bloquea las defensas naturales que tiene el organismo para recuperar una hipoglucemia.
  • Pida información sobre programas de educación en diabetes dirigidos a personas con diabetes y sus familiares.








Información tomada de:
La educación básica en hipoglucemia debe abordar: ¿qué es la hipoglucemia? ¿Cuáles son las causas? ¿cómo prevenirla? ¿Cómo detectarla? ¿Cómo tratarla? ¿Qué hacer después de resolverla? (Informarnos y analizar lo sucedido para evitar que sé repita). Docencia en Foietes.
- Actuación ante hipoglucemias. Grupo diabetes SAMFyC.
- Bande C. Hierro V. Educación e hipoglucemia. Educación diabetológica profesional 2012.22(3)
ver infografía sobre Hipoglucemia tomado de Infermera Virtual

viernes, 15 de febrero de 2013

Dolor de Oido: adulto


El oído se divide en tres partes, externo (oreja y conducto auditivo hasta la membrana del tímpano), medio (o caja timpánica) e interno (donde se encuentran los receptores nerviosos del oído). Cuando una de estas partes se inflama se llama otitis.
La otitis externa puede producirse por un simple grano o foúnculo. El síntoma habitual es un dolor local, en ocasiones intenso, que empeora cuando se toca o se mueve el lóbulo de la oreja. Cuando la inflamación es de todo el conducto externo, suele haber una supuración de pus amarillo-verdoso, puede notar que oye menos e incluso tener unas décimas de fiebre. Con frecuencia ocurre tras nadar o bucear o por haber introducido en el oído bastoncillos u objetos para rascarse.
La otitis media aguda también produce dolor y los síntomas son parecidos. Suele aparecer durante o después de infecciones respiratorias agudas (resfriados, catarros, etc.). Puede presentar perforación del tímpano y supuración. Casi siempre hay fiebre.
La otitis media serosa consiste en la acumulación de moco detrás de la membrana del tímpano. Aparece también durante o después de un resfriado y el síntoma principal suele ser la sordera o molestias poco definidas del oído.
La mayoría de las otitis medias agudas están causadas por virus y se curan espontáneamente sin antibióticos, sin que aumente el número de complicaciones o secuelas.

En ocasiones puede tratarse de un «dolor referido». Esto quiere decir que la causa no está en el oído, sino en otra parte; por ejemplo, la articulación de la mandíbula, los dientes, la garganta, los ganglios u otro lugar cercano. 

Causas
La trompa de Eustaquio va desde la parte media del oído hasta la parte posterior de la garganta. Esta trompa drena líquido que normalmente se produce en el oído medio. Si la trompa de Eustaquio resulta bloqueada, se puede acumular líquido. Esto puede llevar a presión por detrás del tímpano o a una infección del oído. En los adultos, es menos probable que el dolor de oído sea debido a una infección en este órgano. Lo que se piensa que es un dolor de oído puede realmente provenir de otro lugar, como de la articulación temporomandibular, los dientes, la garganta u otro lugar. Esto se llama dolor "referido". Las causas del dolor de oído pueden abarcar:
Tratamiento
Las medidas generales que se pueden tomar en casa son:
  • Mantener un ambiente húmedo.
  • Utilizar un analgésico antinflamatorio como puede ser el paracetamol o el ibuprofeno.
  • Las compresa frías aplicadas localmente puede ayudar a tener menos dolor.
  • En la otitis externa aguda o si presenta dolor o supuración de oído, evite la entrada de agua en el oído. 
  • En la otitis media aguda o serosa:
    • No fume. Es un riesgo para usted y las personas que viven con usted. Los hijos de fumadores padecen más frecuentemente otitis medias agudas y otitis serosas. 
    • Mantenga la nariz destapada con lavados frecuentes con agua con sal o suero fisiológico. 
  • En la otitis media serosa mastique chicle sin azúcar, favorece la ventilación del oído medio, la eliminación del moco y disminuye la presión en dicha cavidad.
  • El dolor de oído causado al descender ó subir rápidamente desde o a grandes alturas se puede aliviar al deglutir o tragar saliva, al masticar chicle o con otros métodos y, en el caso de los bebés, se les puede dejar que succionen de un biberón durante el descenso.
Con el tratamiento correcto y bien seguido, la clínica de la otitis media aguda mejora en 72 horas.  Sin embargo, el tratamiento nunca debe suspenderse en cuanto se nota alivio; debe tomarse el tiempo indicado por su médico.

Más información en: